miércoles, 17 de octubre de 2012

Ellos. Capitulo 3


Me quedé aturdida, tantos años sin hablarme, sin mirarme, y ahora de repente, sus ojos verdes valientes miraban directamente a los míos  tan marrones y tan horrorosos comparados con los suyos, me hablaba e incluso sus manos agarraban con fuerza mis débiles brazos.

-¿Q-qué?. ¿A que te refieres?...-dije tartamudeando.¿Por que me hablaba de eso? ¿Por que ahora? Justo el día antes de un acontecimiento tan importante.

-Porque no podía aguantar más, creía que, si no te hablaba, podría olvidarlo todo, pero no es así.- soltó mis brazos, como si sus manos pesasen mucho, dio media vuelta y soltó un fuerte suspiro.

-¿Olvidar lo que pasó en el bosque? Eso es imposible, apenas puedo pasar por el límite del bosque sin derrumbarme y además mi padre ya no habla, sus ojos siempre están perdidos... no responde a nada.

-Pues durante bastante tiempo creí que sí, pero me engañaba a mí mismo...Además recuerda lo que te dije?.- me preguntó, luego se sentó en la hierba e hizo un gesto para que me sentase. Con un paso muy torpe me senté a su lado, aún así, guardando las distancias, sin tocarnos.

-¿A que te refieres? Recordar lo que? Que me llamaste rara?

-No, eso no. Te dije: "Se  ha ido por los árboles que hay al norte". ¿Sabes lo que quiere decir, no Zäba?.

Estuve pensando durante bastante tiempo, notaba como la sangre golpeaba en mis oídos y un montón de recuerdos y voces volvieron a mí. Volvía a verme agarrada de la mano de Tÿm, corriendo por el bosque, la sangre de mi padre, y luego, a la oscuridad. Pero hay algo que no encaja.

-La sangre...-susurré mientras me agarraba las rodillas y miraba con ojos triste al cielo.

-Sí, un ciervo no pudo hacer eso, además, los árboles que hay al norte están cerca de donde ellos habitan, donde habitan esos 'monstruos'.

-¡¿Qué?! Y como sabes tú eso? No puedes saberlo, nadie lo sabe. Estás insinuando que mi padre fué a buscarles? Que el ciervo era para llamar su atención?. 

-Pues si, eso mismo estoy diciendo. 

-No creo que mi padre haya echo eso,no... es imposible, nadie en su sano juicio lo haría...vete.

-Pero...

-¡Que te vayas! No quiero hablar con nadie.-me levanté de un golpe, arrastrando los pies y dije con mal humor.- Hasta mañana.

Esa noche no pude dormir, y lo poco que dormí solo eran pesadillas, no era posible, o.. sí lo era pero no lo aceptaba, estaba enfadada con mi padre, con Tÿm y conmigo.Me desperté y solo podía calmarme con la leve respiración de mi hermano pequeño Ron.

Mi madre peinó mi largo pelo pelirrojo, y con ayuda de Margaret y Rose, me pusieron unas pequeñas flores en el pelo. Me puse un vestido blanco, de cuándo mi madre era joven, que me picaba en el cuello. Era precioso, y la verdad no parecía yo. ¿Quién es esa chica del espejo? Yo seguro que no. Sonreí ampliamente y la chica del espejo me correspondió a la sonrisa, luego ella guiñó un ojo. Grité fuertemente. ¿Que había pasado? Yo no guiñé el ojo, pero mi reflejo sí. ¿Que estaba pasando? Todo mi mundo, en menos de un día estaba patas arriba.
Mi padre se acercó a mi como un autómata, con la mirada perdida y dijo:

-Que guapa estás.



Capitulo 2 ¡Click!                                                                                                         Capitulo 4. ¡Click!

6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gracias Andrea :)
      Ahora mismo lo estoy haciendo, quizás mañana o pasado ya lo tenga hecho.

      Eliminar
  2. Aii dios mio,quiero leer maaaas, creo que me estoy enganchando a tu historia, me ENCANTA!!!
    espero que subas el cap.4 lo mas rápido posible :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas, muchas gracias, en serio, el cuarto capitulo ya lo estoy acabando, dentro de poco ya lo acabaré.

      Eliminar
  3. Hola! :)
    Me acabo de leer todo lo que tienes publicado y me encanta, de verdad. Me alegro de que su padre por fin haya hablado así podrá aclarar lo que paso. Ya tienes una seguidora más. ¡Sigue así!
    Besos cielo.

    PD: Espero verte por mis blogs. ;)
    Sollozos En Mitad Del Bosque
    Pensamientos De Adolescencia ∞

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, pero hasta que el padre explique todo, uff, ya lo verás jajajaja...
      Ahora me paso a verlos.

      Eliminar